Animation


Menu




412599
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
7
56
379
136234
5297
7758
412599
Your IP: 54.224.121.67
Server Time: 2017-11-24 01:37:50

Beneficios psicológicos

 

Es una evidencia, sobre todo en las grandes ciudades (y también debido al ritmo de la vida actual) que muchas personas tienen dificultades para lograr un estado de bienestar emocional.

Cada vez más se recurre a profesionales de la psicología, a terapias convencionales o alternativas, para alcanzar la felicidad. Sin embargo, y esto lo avalamos la mayoría de psicólogos, existe un recurso eficaz para combatir el estrés, la soledad o determinadas carencias afectivas: la crianza y cuidado de un animal de compañía.

Los animales de compañía pueden ser de muchos tipos y para que realmente sea efectivo y gratificante su cuidado, debe responder a un perfil concreto y adaptarse a las necesidades de la persona.

Si hablamos de alguien, hombre o mujer, con o sin familia que vive en un medio urbano, en pisos reducidos, con poco espacio vital, el perro de pequeño tamaño es una de las opciones idóneas.

Entre los perros de pequeño tamaño está muy indicado el Pomerania, por muchos motivos.

A diferencia de otros perros pequeños que suelen ser irascibles, muy territoriales y amo-dependientes, creando una relación enfermiza de dependencia poco adecuada para la tranquilidad emocional de los dueños, los Pomerania aparte de su bella estampa (siempre resulta más reconfortante) tienen un carácter dulce, no muerden, son leales y cariñosos y su cuidado reporta enormes beneficios emocionales a sus dueños. Son animales tranquilos y muy agradecidos, sanos y que por su reducido tamaño , entre dos y tres kilos, están muy indicados para compartir un pequeño espacio vital. Necesitan pocos cuidados, apenas cepillar y mantener limpio su espectacular y bellísimo pelo y poco más.

Son perros muy apropiados para personas solas y también para familias con niños pequeños, por su carácter dulce y afectivo y por los beneficios psicológicos que reportan a sus dueños.

Jaime González  ( Psicólogo colegiado n º 7983 )